Diez símbolos fálicos del cine

Publicado: 12 noviembre, 2014 en 98 Peliculas, 99 Otros

1. LaAlex Delarge juega con un pene gigante en 'La naranja mecánica'. naranja mecánica (Stanley Kubrick, 1971)

Alex Delarge juega con un pene gigante en ‘La naranja mecánica’.

La cinta posee una apariencia futurista y erótica, acorde al pop art de entonces (Warhol pululaba por allí). El arte sexual es consumido por el público. Alex Delarge y sus drugos asaltan a la mujer de los gatos, que decora su casa con cuatro cristos desnudos y un pene gigantesco. Ella le dice al delincuente que tenga cuidado, “es una obra de arte muy valiosa”, pero el chico estampa la escultura en la cabeza de su víctima. Kubrick establece una conexión entre los elementos sexuales y el poder del protagonista. Sí, el arma homicida es un aparato reproductor masculino de escayola, pero no es el único símbolo fálico en el metraje. Los helados que se toman las chicas en la tienda de discos simulan el sexo oral y el estilismo de nuestro chico y sus secuaces aluden al órgano del hombre (el bastón, la nariz alargada o el calzoncillo, voluminoso en aquella parte).

2. GEscena del barro de 'Ghost'.host , más allá del amor (Jerry Zucker, 1990)

Escena del barro de ‘Ghost’.

“He estado hambriento de tu tacto un largo y solitario tiempo…”. Suena Unchained Melody mientras Demi Moore da forma a una vasija alargada. La arcilla se desliza en sus manos encharcadas mientras Patrick Swayze se coloca detrás de ella con el torso desnudo. “Tan lentamente…” cantan los Righteous Brothers… La pieza se cae sobre el torno de alfarero y juntos la despiertan. “Pon las manos aquí bien mojadas y deja que el barro resbale entre tus dedos”, le recomienda ella. Y funciona. Un plano posterior nos muestra la pieza erguida y las manos entrelazadas, moviéndose de un lado a otro en alusión a un momento sexual manual. Aquello deriva en un beso erótico y la temperatura sube. Nos imaginamos el final.

3. Un perro La famosa escena de 'Un perro andaluz'.andaluz (Luis Buñuel, 1929)

La famosa escena de ‘Un perro andaluz’.

Un perro andaluz “nació de la convergencia de uno de mis sueños con un sueño de Dalí” (que participó en el guion), declaró el propio Buñuel. En la cinta contemplamos las hormigas, que representan el deseo (castrado por la puerta que atrapa la mano de él cubierta de insectos) y el bello púbico (véase El gran masturbador, de Dalí) y un personaje que lucha por consumar. El coito funciona aquí como clímax de la virilidad pero la zona pélvica es la gran ausente en esa escena en la que la mujer coloca sobre la cama la ropa del ciclista (se trata de un atuendo infantil, que indica inmadurez o androginia). Aunque, sin duda, el momento más recordado es ése en el que la cuchilla, que representa al pene, atraviesa el ojo de ella (la luna, además, ejerce de metáfora del ojo, de lo femenino). El corte, la provocación de la ceguera en la mujer, puede interpretarse como momento sexual y misógino.

Los colmillos de Dracula.4. Drácula y sus variantes

Los colmillos de Dracula.

Cada una de las adaptaciones de la genial novela de Bram Stoker (desde Nosferatu, en 1922) y todas sus variantes se ven impregnadas de erotismo a través de los colmillos. Ese momento en el que los incisivos, especialmente prolongados cual miembro erecto, atraviesan el cuello de la víctima se asemeja al acto sexual. El intercambio de fluidos encierra también una metáfora en la succión de la sangre. Se trata de una especie de danza de seducción porque la mujer acaba entregándose al cortejo. Por otro lado, el ajo es su kriptonita porque aplaca el aroma femenino, según el mito.

5. Abierto hasta Salma Hayek danza en 'Abierto hasta el amanecer'.el amanecer (Robert Rodríguez, 1995)

Salma Hayek danza en ‘Abierto hasta el amanecer’.

Ofidiofobia. Salma Hayek tenía terror a las serpientes y cuando se percató de su famosa escena en La Teta Enroscada contrató a un terapeuta para que le ayudara a superar su pavor. Al parecer Robert Rodríguez le engañó diciéndole que si no la rodaba sería sustituida por Madonna, interesada en el papel. La sensual Salma improvisó su coreografía y hoy ese momento en el que la serpiente, símbolo fálico por excelencia, se desliza por su cuerpo (en la anteriormente mencionada La naranja mecánica, otro reptil trepaba por las piernas de una chica en un poster) es la más recordada del largometraje. Sin City (2005) introdujo un guiño a este instante con la preciosa Jessica Alba. Otra de las películas de Rodríguez con alusiones al pene es Planet Terror. La dulce Cherry Darling porta otro símbolo fálico trillado, una metralleta en el lugar de una de sus piernas. Representa el dominio y la fuerza (revisad su Danza de la muerte). Y es que en Grindhouse, la entrega de Rodríguez y Tarantino (éste, dirigiendo Death Proof), son las mujeres las que acaban saliéndose con la suya.

Inicio de 'El resplandor'.6. El resplandor (Stanley Kubrick, 1980)

Inicio de ‘El resplandor’.

El pino representa desde los primeros tiempos la fuerza vital, la potencia sexual y la virilidad. Stanley Kubrick no se limita a emplear los títulos de crédito para mostrar un listado de nombres, sino que zambulle al espectador en el universo de Jack Nicholson y compañía, una familia patriarcal, en la que el individuo masculino asume el liderazgo (de forma violenta contra su mujer y su hijo), como indica la erección de los troncos en ese viaje del coche amarillo por la solitaria carretera hacia el Hotel Overlook. Una introducción que ha sido homenajeada en más de una película de terror posterior.

Imagen de '¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú'.7. ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (Kubrick, 1964)

Imagen de ‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’.

De nuevo una cinta de Kubrick en la lista. Las referencias sexuales parecen evidentes en un filme en el que no se deja títere con cabeza y que tuvo problemas para estrenarse en España. Por ejemplo, el piloto monta cual vaquero sobre una bomba que parece representar esa parte de la anatomía masculina. Los aviones fálicos (al principio de la película aparecen repostando en una imagen que recuerda a la cópula) se suman a aquel kit de supervivencia con condones que el doblaje español se encargó de sustituir por “chicles”. Mientras, el general Ripper le explica al capitán Mandrake cómo descubrió el complot comunista para contaminar los “preciosos fluidos corporales” de los estadounidenses. Además, Stragelove, Merklin Mufflin, Mandrake y Kisov… son nombres con referencias sexuales (por eso los creadores de South Park admiran este título).

El asesino de 'Frenesí' estrangula con una corbata.8. Frenesí (Alfred Hitchcock, 1972)

El asesino de ‘Frenesí’ estrangula con una corbata.

Aseguraba Freud en La interpretación de los sueños: “En los sueños de los hombres encontramos muchas veces la corbata como símbolo del pene, no sólo por colgar por delante y ser prenda característica del hombre, sino porque puede ser elegida a capricho, cosa que la naturaleza no nos permite hacer con respecto al miembro simbolizado. Las personas que emplean este símbolo en sus sueños dan gran importancia a las corbatas en su vestido y poseen verdaderas colecciones de ellas”. Seguramente el ser malvado de la cinta del maestro del suspense tenía esta clase de sueños. Y los prolongó al extremo. Adoraba los crímenes sexuales. Se dedicaba a asesinar mujeres alrededor del Támesis. Las estrangulaba con su corbata, para él un símbolo de machismo y poder. Quizá debió casarse antes para que sus amigos trocearan su corbata como castración simbólica; pero nos hubiéramos perdido un peliculón.

La motosierra de 'La matanza de Texas'.9. La matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974)

La motosierra de ‘La matanza de Texas’.

La motosierra de la espléndida cinta de Tobe Hooper funciona en este slasher como las cuchillas de Freddy, el cuchillo de Mike o el machete de Jason. Se trata de herramientas representativas de su dominio, de armas fálicas que terminarán atravesando la piel de las víctimas. Los objetos del mal son utilizados por los asesinos para la penetración. En aquellas cintas de terror adolescente los malos solían ser hombres. Actualmente encontramos algunos ejemplos de asesinas con ellos como víctimas que también portan armas de representación sexual (el taladro de Lola en The Loved Ones o los colmillos de la cheerleader de Jennifer’s body).

Margaret rebana zanahorias en 'Carrie'.10. Carrie (Brian de Palma, 1976)

Carrie White (Sissy Spacek) marca el recuadro con su nombre y el de Tommy Ross. Acaban de besarse y la chica telequinésica dibuja una “x” para ser la reina del baile. Esa referencia a la sexualidad hace estallar de ira a su madre, Margaret (Piper Laurie), en la cocina de su gótico hogar. La mujer, que ya reprende a su hija por dejar ‘al descubierto’ sus pechos con ese vestido “rojo” (es rosa pero Margaret lo ve todo de ese color, el del “pecado”, desde que la primera menstruación brota de Carrie, una señal maligna para la mujer) comienza a trocear zanahorias. Zarandea el cuchillo violentamente y mutila el alimento, verdura que alude al aparato masculino. Y es que para Margaret los hombres son el mal.

Fuente Original http://elbadabing.wordpress.com/2014/01/14/diez-simbolos-falicos-del-cine/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s